DOCUMENTO REVELA QUE MARADONA PUDO JUGAR EN EMELEC

Una de las historias poco conocidas por varios Emelecistas es que uno de los jugadores más importantes del planeta pudo jugar en el Bombillo.

En la Copa Libertadores de 1980 la dirigencia del conjunto millonario de aquel entonces intentó fichar al Diego solo para los partidos de Copa Libertadores.

Universidad Católica, América de Cali y Santa Fe a cambio de buenos $320 mil dólares, una fortuna para la época y propia del boom petrolero