LA TUKA COMPARTE EL MOMENTO MÁS TRISTE DE SU VIDA

Roberto Ordoñez es conocido por su juego físico, basado en su gran capacidad muscular. Eso podría hacer pensar a cualquiera que se trata de alguien no muy conectado con su lado más sentimental, pero no es así.

En una resiente entrevista dijo considerar muy alegre, «soy risueño, me río hasta con los entrenadores, creo que he encajado bien en el grupo, comparto con todos».

Además de reveló una de las etapas más duras que le ha tocado vivir, «recuerdo la última vez que vi a mi mamá en el hospital. Me hubiese gustado que me hable pero no pudo, estaba con tubos, ella intentaba pero no pudo», dijo.

Tu comentario es muy importante, déjalo aquí abajo.