DÍA IMPORTANTE PARA EL EMELECISMO

Un día como hoy en 1945 abrió sus puertas por primera vez el estadio histórico para la ciudad y el emelecismo. Que hoy se convirtió en una verdadera joya arquitectónica.

A continuación algunos detalles que comparte el Licenciado Víctor Mestanza en su cuenta de Instagram:

Su construcción arrancó un día del mes de septiembre de 1940 cuando se procedió a la firma del convenio mediante el cual el Concejo Cantonal aprobó el alquiler del terreno, con una cláusula, que se emplee exclusivamente para la práctica deportiva; cinco años después, el escenario era sede de un Sudamericano de Fútbol.

Luego, el 24 de julio de 1943 se procedió a la colocación de la “primera piedra” de este escenario que se inauguró dos años después, no con fútbol, sino con un juego de beisbol entre las novenas del Emelec y Oriente.
Cuenta la historia que fue Aurelio “Yeyo” Jiménez, del equipo de los orientales quien anotó el primer hit y la primera carrera en dicho campo de juego; por su parte, el gringo George Capwell pegó el primer imparable para Emelec y empujó la carrera de Enrique Pombar, la primera de los peloteros eléctricos en su nueva casa.

Recién el 2 de diciembre, de ese mismo año, el balompié hizo presencia en el nuevo estadio. Ahí se enfrentaron Emelec y la selección Manta-Bahía de Caráquez, encuentro que finalizó 5 a 4 favor de los azules.
La grama del Capwell recibió a figuras consagradas del fútbol de todos los tiempos como Alfredo D’Stefano, Adolfo Pedernera, Gambetta, Néstor Pipo Rossi, Pelé, Didí, Felix Lostau, Angel Amadeo Labruna, Gabriel Omar Batistuta, Sergio Goycochea, Diego Simeone, Abel Balbo solo por citar a unos cuantos.

El 30 de noviembre de 1947, el Capwell fue sede del Sudamericano de Fútbol que contó con la participación de Argentina, Chile, Uruguay, Perú, Bolivia, Paraguay, Colombia y el anfitrión Ecuador.

No todo fue fútbol, en 1963, en el antiguo estadio Capwell se llevó a cabo una corrida de toros en la que hizo el paseíllo nada menos que Luis Miguel Dominguín, aunque sin mayor suceso por haber toreado en piso de césped.
En la “Caldera” se practicaba el boxeo, el baloncesto, el handball; se realizaban carteleras de lucha libre, e incluso, en sus inicios, competencias hípicas.